22 NOV

Técnica Pomodoro: qué es y cómo puede ayudarte a mejorar tu día a día como vendedor

¿Has escuchado alguna vez el término de la Técnica Pomodoro? Efectivamente, tiene que ver con el tomate, pero no se trata de una salsa, ni una habilidad para que salgan más jugosos y tiernos, así que ya puedes ir guardando los utensilios. 

La Técnica Pomodoro es un sistema de gestión de tiempo que puede contribuir a que tu rendimiento sea mejor. Veamos qué es y cómo puede ayudarte. Coge nota de esta receta. 

¿Qué es la Técnica Pomodoro?

Esta técnica fue desarrollada por Francesco Cirillo, especialista en consultoría y coach de negocios, a finales de los 80, y su sistema se basa en la búsqueda de mejorar la administración del tiempo a través de su división de fragmentos. Su nombre toma la forma de un tomate - “pomodoro” en italiano – del temporizador de cocina clásico que empleó Cirillo para desarrollarla.

Es decir, se trata en trabajar en intervalos de 25 minutos. Estos intervalos, llamados pomodoros, son única y exclusivamente para trabajar sin distracción alguna. 

Esta técnica te va a permitir mejorar significativamente tu productividad en estos aspectos: 

• Ayudarte a saber cuánto tiempo te toma realizar ciertas tareas particulares. 

• Evitar a toda costa interrumpir tu atención y concentración. 

• Tener descansos en momentos indicados para no cambiar tu ritmo de trabajo 

Si logras aplicar esta técnica, tendrás un mejor manejo de tu tiempo, te concentrarás más y terminarás tu trabajo eficazmente. 

¿Cómo poner en marcha la Técnica Pomodoro para mejorar tu productividad como vendedor? 

          Prepara tu pomodoro timer. 

Como ya mencionamos al principio, este método se trata en trabajar en intervalos de 25 minutos, por lo que debes tener un temporizador, no hace falta que busques la forma perfecta de un tomate, pues con el cronómetro de tu móvil ya será suficiente. 

          Decide cuál será la tarea que quieres realizar 

Escoge tu primera tarea, cualquier cosa que debas hacer, ya sea desde el email que llevas rato posponiendo o un reporte semanal cerca de la fecha límite. Tú eliges 

          Asegúrate de protegerte de distracciones

Es extremadamente importante que durante tu tiempo de trabajo no exista ninguna distracción externa, es decir olvídate un rato del Facebook, nada de charlas, ni pausas para ir a tomar el café o estirar las piernas. El tiempo pomodoro es exclusivamente para realizar tus labores. 

          ¡Empieza la cuenta regresiva!

Llegó el momento de trabajar. Concéntrate y dedícate al 100%. Ej.  Si necesitas hacer llamadas de ventas, dedica esos 25 minutos a realizarlas, no a otras cosas. Recuerda que el tiempo pomodoro no puede ser interrumpido por ninguna otra causa. 

          Descansa un lapso corto

Una vez que hayas terminado tu primer pomodoro, puedes tener un breve descanso. Revisa notificaciones que se juntaron, ve por un café, etc.

          Vuelve a empezar

Convierte este método en un ciclo de trabajo. 

Un pomodoro. Un pequeño descanso. Repite. 

          Aprende cuáles son tus tiempos

Una vez que hayas aplicado este sistema por un buen rato, aprenderás a identificar cuántos Pomodoros te llevan terminar ciertas actividades. Utiliza esta información que es muy valiosa para manejar tus horarios. 

Ahora que ya sabes la técnica y cómo usarla, ya no hay pretexto. Desde este momento puedes mejorar tu productividad para realizar más tareas en menos tiempos.