21 AGO

Transformación digital y cultura corporativa: ¿Necesarias?, no ¡imprescindible!

“Digitalizarse o morir en el intento”, es lo que la mayoría de las empresas se aplican hoy en día. 

Está más que claro que a medida que va pasando el tiempo, existe la necesidad de estar en sintonía con el mundo digital, situación que parece estar superado por las grandes entidades, sin embargo, una gran parte del tejido empresarial en España tiene mucho camino que recorrer en lo que a la digitalización se refiere. 

Se siente más fuerte el proceso de digitalización en el ámbito de la información y comunicación. Un informa revela que este sector es el más posicionado tanto en el entorno de las pymes y grandes compañías como en el de las microempresas. 

Es importante recalcar que, tanto en las empresas pequeñas como en las grandes compañías, sus propios empleados, muchos formados en la nueva cultura corporativa, consideran fundamental que las empresas y marcas se digitalicen, ya que en caso de no sumarse a la transformación digital a medio plazo podría provocar su desaparición. 

Hasta hace no mucho, el ámbito corporativo estaba limitado, ahora, la demanda de los nuevos formatos, canales y herramientas condiciona la puesta en marcha y desarrollo de los planes de comunicación de las organizaciones.

Las empresas deben esforzarse en estructurar un completo desarrollo eficaz de los mensajes digitalizados en coherencia con el plan de comunicación y de la Responsabilidad Social Corporativa. No sólo implica la integración en el mundo digital de elementos como la imagen, el prestigio, la notoriedad, las cuestiones éticas, de transparencia y el branding de la empresa, sino también requiere resituar e incluir a los diversos departamentos de cada empresa para obtener un progreso completo e integral hacia la digitalización.

En resumen, para avanzar en el desarrollo de mensajes digitales se divide de esta forma: 

• El desarrollo de capacidades digitales en la organización/empresa

• La optimización de los nuevos canales de comunicación corporativa digital. 

• La familiaridad tecnológica con las nuevas herramientas y técnicas de comunicación. 

• El uso de capacidades analíticas para lograr una mejor planificación 

Las empresas siempre tendrán la oportunidad de mejorar y ajustarse continuamente, ya que el mundo digital es muy dinámico. Hace mucho tiempo dejó de ser el futuro para convertirse en el presente.